Ejemplos de novela corta

Un género que cultivaron grandes figuras de las Letras Universales como Miguel de Cervantes, Charles Dickens y Franz Kafka.

Libro Novelas Ejemplares

Podríamos definir la novela breve como un relato de menor extensión que la tradicional pero que cuenta con todos sus recursos narrativos. En consecuencia, viene a ser un género intermedio entre el cuento y la propia novela. Históricamente, hunde sus raíces en el Renacimiento italiano (de hecho, uno de los nombres que aún se utiliza para denominarla es el de “novella”, procedente de aquella lengua) y nunca ha dejado de cultivarse.

Así, en el citado periodo histórico, tenemos el ‘Decameron’ de Giovanni Boccaccio (1313-1375). Debido a la peste que azota Florencia, un grupo de jóvenes se resguarda en una casa de las afueras. Para matar el aburrimiento, empiezan a contarse historias: cien relatos de extensión desigual pero entre los que hay algunas auténticas novelas breves.

La línea de Boccaccio fue seguida por muchos compatriotas entre los que destaca Mateo Bandello (1490-1560), autor de más de doscientas narraciones cortas entre las que destaca, sin duda, la que cuenta la historia de los amantes de Verona, es decir, Romeo y Julieta. Son relatos de escenario urbano y trama sentimental a la que se añaden ingredientes del costumbrismo. Desde Italia, este tipo de narrativa breve se extendió a todo el mundo. En España fue muy cultivada. Por ejemplo, Miguel de Cervantes (1547-1616) nos ha legado sus ‘Novelas ejemplares’, que nada desmerecen al ‘Quijote’ y entre las que se hallan verdaderas joyas literarias como ‘La gitanilla’, ‘La española inglesa’ o ‘El licenciado Vidriera’.

No fue el único cultivador en nuestro país. También lo hicieron Alonso de Castillo Solórzano (‘Tardes entretenidas’, ‘Jornadas alegres’), Jerónimo de Salas Barbadillo -’El caballero puntual’, ‘Corrección de vicios’-, María de Zayas (‘Novelas y saraos’) y otros autores. En el siglo XVIII, aunque este tipo de obras siguieron leyéndose, no abundaron los autores. Pero sí en la centuria siguiente, en la que aparecieron algunas de las creaciones maestras del género.

Por ejemplo, ‘Cuento de Navidad’ y ‘El guardavías’ de Charles Dickens (1812-1870), ‘El fantasma de Canterville’ de Óscar Wilde y ‘El corazón de las tinieblas’ de Joseph Conrad (1857-1924). En cuanto al siglo XX, también abundan las novelas breves magistrales, valgan como muestra ‘La perla’ de John Steinbeck, ‘La metamorfosis’ de Franz Kafka y ‘El viejo y el mar’ de Ernest Hemingway.

Vía: E-Centro.

Foto: Fnac.