El Curioso Incidente del Perro a Medianoche, Mark Haddon

El Síndrome de Asperger es una especie de autismo moderado, una patología a caballo entre la agorabofia, el interés y capacidad especial hacia ciertas preferencias, y una personalidad marcada por las manías y por dificultades para relacionarse con los demás. Esto es lo que hace de Christopher Boone un protagonista absolutamente único, el adolescente más carismático en el aspecto literario desde Holden Caulfield (de El Guardián entre el Centeno).

El curioso incidente del perro a medianocheEl Curioso Incidente del Perro a Medianoche está escrito de una forma increíblemente ingeniosa y original por el premiado guionista de televisión Mark Haddon (1963- ), constituyendo una de las mayores y más agradables sorpresas del panorama literario de los últimos años. Y es que este libro aúna una emotiva historia sobre un joven extremadamente peculiar, huérfano de madre, y que apenas ha salido de su casa, en la tranquila ciudad de Swindon; por otro lado, tenemos una matizada narración de suspense, casi un thriller, con una dosificación de información portentosa, llevando al lector a una sorpresa tras otra a pesar de que lo contado no es nada fuera de lo común.

La hiperbólica lógica que condiciona el comportamiento y el día a día de Christopher Boone y el hecho de que la novela sea narrada por él, provoca que el libro sea especialmente fácil de leer y ameno en su gran mayoría. Pero lo que hace de El Curioso Incidente… algo mayúsculo es precisamente la perspectiva que inunda toda la historia, una forma de ver las cosas que seguramente no había sido visto nunca antes por el lector. Christopher Boone subraya la importancia de cosas que la mayoría de los mortales damos (desgraciadamente) por hecho con relativa convicción, mientras que obvia detalles que nos suelen debilitar, sobretodo en el terreno emocional. Un ejemplo destacable es que, al empezar cada día, cuenta los coches que pasan por la calle de un determinado color para saber si el día va a ser bueno, superbueno, malo

El Curioso Incidente… es, ante todo, una novela de misterio. El propio Boone reconoce que, aunque la literatura no le suele agradar, su libro favorito es El Perro de Baskerville, de Arthur Conan Doyle, de las aventuras de Sherlock Holmes. Y el leitmotiv del relato es el asesinato del perro de su vecina, por el que el protagonista escribe, en forma de hojas para su profesora de educación especial, todas sus pesquisas hasta encontrar al culpable.

Su ajustada extensión es, además, todo un acierto. Con apenas 180 páginas que posibilitan que la novela sea leída en una tarde, el autor consigue construir un relato en el que nada sobra, con una coherencia brutal dentro del conjunto, y con un ritmo conseguidísimo a pesar de los numerosos lapsus como narrador de Boone, que pasa de un tema a otro con fluidez y sin irritar al lector. El universo logrado es magnífico, con detalles simpáticos, como por ejemplo que los números de los capítulos sean 2,3,5,7… por ser números primos, que apasionan al protagonista.

En el clímax del libro, Christopher Boone se escapa de su casa al averiguar quién es la persona que ha matado al perro y parte hacia Londres, en una situación trepidante enormemente afectiva que parece quedar ajena al protagonista. Una escena inolvidable que da mayor fuerza a un relato que ya de por sí resulta demoledor por todo lo antes mencionado.

Imprescindible. El Curioso Incidente del Perro a Medianoche es una de las novelas más originales del siglo XXI, y el estilo arrollador. Una novela diferente, divertida y muy sabia.