Yo comandante de Auschwitz, crónica del Holocausto

Las memorias de Rudolph Höss, escritas por el Comanadante nazi mientras esperaba la muerte en la horca en una cárcel de Cracovia, retratan el horror del Holocausto judío con la frialdad de un hombre metódico, entregado a la burocracia, incapaz de mostrar empatía ni arrepentimiento. El prólogo de la obra, escrito por el judío italiano Primo Levi, superviviente del campo de Austchwitz, completa este desgarrador testimonio de nuestro pasado.
Portada del libro "Yo, comandante de Auschwitz"

Portada del libro "Yo, comandante de Auschwitz"

Setenta años después, el horror del Holocausto judío en la Segunda Guerra Mundial sigue conmoviéndonos y desasosegándonos a partes iguales. ¿Qué pasaba por la mente de aquellos que fueron capaces de infligir una tortura tal a otros seres humanos solo por el hecho de ser diferentes? ¿Qué se ocultaba tras el escudo de frialdad de los comandantes nazis cuando ejecutaban la sentencia de muerte de miles de judíos? Aunque quizá nunca podamos llegar a comprender del todo esta horrible etapa de nuestra historia, las preguntas siguen acosándonos. La reedición, por parte de Ediciones B, de la biografía de Rudolph Höss, nombrado comandante del campo de concentración de Auschwitz, (donde se calcula que perdieron la vida más de 1,3 millones de judíos), nos ofrece una posibilidad inigualable de sumergirnos en el interior del pensamiento nazi.

Escritas por el propio Höss tras ser capturado por los aliados al final de la contienda, la obra nos adentra en la mente de un hombre que , lejos de mostrar arrepentimiento, se regodea una y otra vez en la tragedia y solo lamenta no haber podido levara su cruzada anti judía más allá. Yo, comandante de Auschwitz, es una obra diferente a las muchas que se han escrito sobre el Holocausto y comparable solo a las memorias del propio Hitler o de la joven Ana Frank en lo que a la descripción vívida y cruel de la realidad de ese momento se refiere.

Viaje a la mente de un torturador nazi

Vista aéra del campo de concentración de Auschwitz

Vista aéra del campo de concentración de Auschwitz

Penetrar en la mente de Höss a través de esta obra no es fácil. La dificultad no radica en la prosa, sino en la rabia que recorre cada poro del lector al comprobar cómo, este hombre, uno de los más cercanos al Führer, relata las torturas infligidas a los judíos sin siquiera un atisbo de arrepentimiento o empatía. ¿Fueron los nazis lo suficientemente efectivos en su “limpieza”? ¿Se pudo hacer más para eliminar a los judíos? Son las únicas peguntas que asaltan la mente de un hombre que, incluso en sus últimos días en una vieja celda carcelaria de Cracovia, esperando la muerte en la horca, seguía defendiendo las ideas del nacionalsocialismo. “Considero que la cosmovisión o Weltanshauung del nacionalsocialismo es la única apropiada para la naturaleza del pueblo alemán”, asegura en estas páginas, en las que también ratifica su obediencia ciega a Hitler: “Si el mismísimo Führer había ordenado la solución final, no correspondía a un nacionalsocialista de toda la vida como yo ponerlo en duda”.

Höss no escatima en detalles en ese oscuro relato de su vida que es Yo comandante de Auschwitz. La construcción de las celdas donde se hacinaba a los judíos, los crematorios, las cámaras de gas… Todo se relata de forma minuciosa, como si de lo que se estuviera hablando fuese de la construcción de un puente o de una carretera. “El comandante del campo de Treblinka me dijo que habían liquidado a uno 80.000 (judíos) en el transcurso de medio año. Sobre todo liquidaban a los judíos del gueto de Varsovia. Usaba gas monóxido. Yo no creía que sus métodos fuesen eficaces, así que cuando construí el campo de exterminación de Austchwitz, use Cyclon B, un ácido cristalizado. Nos llevaba solo entre 3 y 15 minutos acabar con ellos, dependiendo de las condiciones climáticas”, asegura en sus memorias.

Niños de Auschwitz después de la liberación del campo por el Ejército Soviético

Niños de Auschwitz después de la liberación del campo por el Ejército Soviético

Höss tampoco intenta minimizar los malos tratos y las condiciones infrahumanas a las que se sometía a los capturados en los campos de concentración y llega a preguntarse si los judíos habrían acabado por deshumanizarse ante tanta degradación. No oculta que mujeres y niños eran torturados ni muestra sentimiento alguno hacia los condenados e incluso juzga la moralidad de los judíos de los Sonderkommandos, que limpiaban las cámaras de gas, y se pregunta «cómo hacían para hallar en su interior la fuerza necesaria para cumplir día y noche su horrible faena».

El prólogo de Primo Levi, un canto a la esperanza

Las memorias de Höss son uno de los más sobrecogedores testimonios del horror que se vivió en aquellos días. Al leerlas, el lector vuelve al pasado y se reaviva el compromiso firme con la idea de que, pase lo que pase, el Holocausto no puede silenciarse, no puede olvidarse porque no puede volver a ocurrir.

El prólogo del libro escrito por Primo Levi, prisonero en el campo de concentración, es otra de las grandes bazas de esta obra que debería convertirse en una lectura obligada. “Un relato abominable”, esa es la descripción que hace Levi de este texto que , no obstante, asegura este judío italiano, no debe esconderse en un cajón, no debe olvidarse. En el texto de Levi no hay odio, ni tampoco resentimiento. Levi parece más bien sentir pena de un hombre, el comandante de Austchwitz, que “se paso la vida mintiéndose a sí mismo y al final se creyó la mentira que era su vida”. El prólogo de Levi es un homenaje a aquellos judíos que no tuvieron la misma suerte que él, a quienes no lograron sobrevivir hasta la llegada de los aliados. Un canto a la esperanza en una obra oscura, una llamada a la reflexión frente a esta mirada al diabólico pensamiento de la ideología nazi.

Inédito en España

Primo Levi

Primo Levi

Yo comandante de Austchwitz era, hasta el pasado mes, una obra prácticamente imposible de leer en nuestro país. Descatalogada desde 1979, el cruel retrato de la realidad nazi, no había vuelto a publicarse en nuestro país, quizá por medio despertar de nuevo el odio que llevó a que la insensatez se adueñara de una generación de alemanes que creyeron que la causa de todos sus problemas estaba en aquellos que eran diferentes. De ahí la importancia de la reedición de una obra que ha sido descrita por los prisioneros de los campos como una de las más instructivas que jamás se han escrito sobre lo que realmente sucedió entre aquellas oscuras paredes.

Enlaces de interés relacionados

The Holocaust History Project – Web en inglés dedicada a la memoria del Holocausto.

Sección dedicada al Holocausto en Internet Modern History Sourcebook – Página web en inglés que recopila textos en formato PDF relacionados con la Segunda Guerra Mundial, el Antisemitismo y el Nazismo.

Höss, el Comandante de Auschwitz – Entrada biográfica en inglés realizada por la BBC en la que se plantean si Rudolph Höss era el monstruo de Auschwitz. Laurence Rees se mete en la mente de la persona que hizo construir y puso en funcionamiento hasta el final de sus días el más conocido campo de la muerte creado por el ser humano.

United States Holocaust Memorial Museum – Versión en español de la enciclopedia del Holocausto online.

Auschwitz y la solución final

El 27 de enero de 2005 se conmemoró el 60º aniversario de la liberación del Campo de Auschwitz por parte del ejército soviético. Situado en un lugar muy céntrico y bien oculto, era la ubicación ideal para la Solución Final de Hitler al Problema Judío. Las estimaciones más conservadoras indican que el número de víctimas fue de 2,5 millones; el número real podría ser de hasta 4 millones, pero nunca se sabrá. Lo que sí que se sabe es que una nación aparentemente civilizada intentó exterminar a una raza entera, y que fabricaron pantallas para lámparas con piel humana y mantas con pelo humano.

Portada de Auschwitz. Los nazis y la solución final

Portada de Auschwitz. Los nazis y la solución final

Pero, ¿qué pudo hacer que las personas actuaran con tanta frialdad?, Y lo que es más importante, ¿cómo se pudo permitir que sucediera algo así?. La BBC, en coproducción con Sagrera TV, S.A. ha producido un factual-largometraje y una serie documental de 6 capítulos para intentar dar una respuesta a todas estas preguntas. Penetrar en la mentalidad de los perpetradores y entender por qué más de un millón de personas fueron asesinadas en este lugar.

Tanto el film como la serie presentan metraje de archivo de Auschwitz filmado especialmente y de emplazamientos de Europa Occidental y del Este, junto con entrevistas a antiguos miembros del partido nazi y víctimas del régimen. También hay algunas reconstrucciones dramáticas, especialmente el testimonio de los que trabajaron en el campo. Todos los actores hablan alemán (para aumentar el efecto de realismo) y sólo algunos se subtitulan. Los espectadores pueden seguir la narración mediante la voz en off.

Además, por primera vez en televisión, se utilizan las técnicas gráficas por ordenador más avanzadas para reconstruir el campo en pantalla y ver los lugares que los nazis quisieron ocultar al mundo para siempre. El asesor histórico más importante de proyecto ha sido el Profesor Ian Kershaw, autor de la biografía de Adolf Hitler ganadora de premios y uno de los expertos en el Tercer Reich más destacados. El productor, escritor y guionista de la serie es Laurence Rees, Director Creativo de los Programas de Historia de la BBC. El último proyecto de importancia en el que los dos trabajaron juntos fue “The Nazis-A Warning From History”, una serie que ganó ocho premios internacionales incluyendo un BAFTA y un Peabody y que se vendió a más de 30 países.

Imágenes utilizadas

Imagen de la vista aérea del campo de concentración de Auschwitz subida por Stahlkocher perteneciente al Gobierno del Reino Unido realizada en 1944 durante un vuelo de la RAF.

Imagen de niños en Auschwitz subida por Humus Sapiens titulada Children survivors of the Holocaust in concentration camp liberated by the Red Army. The image from the cover of “A History of the Holocaust” by Yehuda Bauer (ISBN 0531155765) Credit: USHMM/State Archives of the Russian Federation Public domain acco

Imagen de Primo Levi procedente del blog Aula de Filosofía de Eugenio Sánchez Bravo

Ya hay 5 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • mariana frasuto
    02 oct 2009

    el libro me parece interesante aun no lo e leido, pero por lo poco que ley en esta publicacion me parece interesante. y es fatal que este hombre describa todas sus atrosidades y aun asi no tenga ningun remordimiento.

    sobre los proyectos de la BBC, son estupendos yo he visto muchos documentales realizados por la BBC y son espectaculares . tratan muy bien los temas, tratan de realizarlos lo mas real que se pueda para que uno como publico los pueda entender mejor y tambien de estos aprender y darnos una idea sobre las epocas que se hablan . un documeltal que yo vi fue roma.

  • Brenda
    03 dic 2009

    ps la verdad no sabia sobre este libro, pero por lo ke lei esta interesante. me gusta leer sobre el holocausto y todo ese tema, se me hace muy importante y tambien para que nadie olvide ese tema.

  • MACARENA
    06 dic 2009

    fue un gobierno tan atris que cada ser humano se areptia de aver nacido

  • mirandoelfururo
    03 ene 2010

    Hola, señores no os dais cuenta que estas memorias fueron escritas cuando estaba prisionero con sus torturadores? No creo que permitiran sus torturadores que dijera lo contrario a lo que el libro dice.Si hasta las cartas que mandaba a su familia se le manipulaba lo que escrivia.

  • viriatoris
    01 ago 2010

    Tuve la oportunidad de visitar Auschwitz hace un par de años y en pleno invierno. Apenas había gente, el campo estaba completamente nevado y la sensación que percibí fue realmente impresionante. No deja indiferente el poder imaginarse en aquel lugar tan lúbrego y sobrecogedor los horrores que tuvieron que padecer los infelices que fueron recluidos en él. Creo que debe de ser obligado cumplimiento para todo el mundo el visitarlo y darse cuenta que hace, tan sólo, un puñado de años la humanidad fue testigo del mayor exterminio que jamás el ser humano haya podido realizar, tan solo me queda la duda si los campos de Stalin ofrecieron un número mayor de víctimas.
    He leido el relato de Hoss. Su descripción se ajusta plenamente a lo que eran los campos de exterminio, pero percibo en él un sentimiento de exculpa al dejar todo al arbitrio de que se trataba de un buen soldado y que no le quedaba más remedio que cumplir las órdenes. Nunca se sabrá. Su testimonio no deja indiferente a nadie y creo que este libro debe de ser leido en todas las aulas del mundo. No olvidemos que el pueblo que olvida su historia, está condenado a repetirla.

    viriatoris@hotmail.com

Dejar un Comentario