Viento del Este, viento del oeste, Pearl S. Buck

Pearl S. Buck logró con Viento del Este, viento del Oeste (1930) expresar un conmovedor relato con tono intimista y de una forma sabia y enriquecedora acercar el mundo oriental y sus costumbres, gracias a que la propia novelista pasó años de su vida en China.

Se cuenta la historia de Kwei-Lan, una joven de familia noble, a la que casan con un rico que inicialmente la rechaza, puesto que él ha sido educado bajo el flujo occidental y niega cualquier tipo de norma de corte ancestral. La escondida rabia que la corre por dentro al principio, la hace luchar desesperadamente por la conquista de su marido, enfrentándose a todo lo establecido desde que era niña y rompiendo moldes con los aforismos y experiencias por parte de su familia.

La mayor virtud del libro consiste en la forma pausada y serena con que está narrado. Como si la narradora confiase plenamente en el lector, parece contarle, cara a cara, todos sus sentimientos durante y tras los sucesos acontecidos en su matrimonio. Acompañado de una ambientación exquisitamente cuidada a lo largo de la China de principios del siglo XX, el personaje de Kwei-Lan resulta fascinante por su realismo y humanidad en un escenario radicalmente diferente al que estamos acostumbrados a ver. La forma en la que la protagonista es sometida a occidentalizarse, es relatada elegantemente, con discrección y sutileza, como si la educación que inunda a los personajes salpicara a la narración. Pearl S. Buck consigue, sin que se le noten mayores esfuerzos, trazar una historia perfecta y emotiva, con pasajes realmente esplendorosos. Con un gran inicio, se desinfla un poco mediado el relato, con un nudo un tanto alargado y falto de ritmo, en el que las sucesivas anécdotas, en principio asombrosas, se tornan monótonas y recurrentes. Aún así, es digna de halago su maravillosa propuesta, con la que construye, sin duda alguna, una de las mejores novelas para entender los principios que seguía la China antigua, hasta su adaptación a la emergente sociedad occidental, en algunos aspectos notoriamente positiva y en otros decadente y escasa de moral.

También es una historia de sufrimiento en silencio, de una chica que querría rebelarse ante todo lo establecido, pero no sabe por qué ni cómo hacerlo. Ni siquiera es consciente de ello. Por eso, es previsible su relajado pero firme camino hacia la adaptación al universo de su marido, que se halla demasiado confiado en que su cultura y su educación es la que debe prevalecer. Un efectista camino hacia la libertad y en pro de los derechos de las mujeres. Siguiendo la pauta marcada por el relato, el final no es especialmente conmovedor, pero al menos no fuerza la lágrima fácil y es fiel al conjunto, en el que la evolución de Kwei-Lan es tan sorprendente como bien narrada.

El hecho de que el libro esté narrado por la propia Kwei-Lan es un importante acierto en todos los sentidos, ya que muestra al lector la fina sensibilidad de la muchacha, en una sociedad educada para apreciar el más mínimo detalle, la belleza intrínseca de todo lo que nos rodea, y la incertidumbre omnipresente en la joven cuando ha de cambiar para satisfacer a su marido se refleja con talento por medio de tranquilos pero inseguros monólogos interiores, llenos de preguntas y reflexiones, acerca del choque de culturas, qué está bien y qué está mal. La asunción del cambio inminente, y sus consecuencias directas.

Una novela infravalorada en su momento, no fue hasta el premio Nobel conseguido por su autora en 1938, cuando se empezaron a apreciar las muchas virtudes de Viento del Este, viento del Oeste, que representa un estilo de novela perfecta: sencilla, emotiva y llena de humanidad.

Aquí puedes leer varios fragmentos.

Ya hay 12 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • 06 nov 2007

    Genial. Ya la había añadido a mi lista de lecturas, en cualquier caso. Muchas gracias.

  • Brenda
    13 mar 2008

    “Viento del Este, viento del Oeste” fue la primera novela de mi adolescencia. La añoro, extraño mucho a aquella china que con tanta sencillez y dulzura quedó en mi recuerdo como una gran amiga. Son tan realistas sus personajes que me es difícil pensar que no existen. Recuerdo perfectamente cómo cuando se acercaba el final deseaba que no terminara. La volví a leer años después por gusto y simpatía. Se la recomiendo más que nada a una principiante en la lectura, tengo plena seguridad que le va a quedar como una huella inolvidable. Es una entrada de lujo al iniciarse en la literatura.

  • Montse
    23 abr 2009

    Me ley este libro porque me lo mandaron en el colegio, me encanto, de hecho no me gusta mucho leer pero bastantes años despues me lo volvi a leer. Tengo una sobrina de 17 años y la llevo tiempo diciendo que se le voy a regalar, porque creo que es un libro muy bonito y con esa edad pienso que la va a gustar tanto como a mi

  • Carmen
    24 ago 2009

    Tenia 12 años cuando lo lei por primera vez, estaba en un momento crucial en mi vida, una edad dificil y una situación dificil y desconocida para mi, lo leia cuando necesitaba un poco de tranquilidad, fué un bálsamo. Ahora a mis casi 50 años lo he vuelto a releer, sigo pensando que es una obra de arte y se lo recomiendo a todo el mundo.

  • Sprit
    06 dic 2009

    Me recomendó mi madre este libro, y este año me lo he leido como lectura voluntaria para el colegio, la verdad me gusta mucho leer pero siempre que empiezo algo… termino por aburrirme y dejar el libro y este libro me ha creado un no sé que, que me me ha encantado, me gusta mucho leer de realidades, de conflictos entre diferentes culturas.
    Se lo recomiendo a todo el mundo

  • rakel
    11 dic 2009

    hola , me lei este libro un verano dentro de la rutina de no hacer nada, gracias a la persona que me lo presto y me encanto .
    Ahora dos años despues y tras haber llegado a mis manos bastantes libros que no merecen la pena comentar , lo he comprado de segunda mano. Espero en un futuro poder pasarselo a alguien y k sus letras sigan llevando lejos a la gente…

  • RAQUEL
    17 mar 2010

    ME HA GUSTADO MUCHO ESTE LIBRO ,OS RECOMIENDO QUE LO LEAIS.
    PORQUE OS VAIS A GUSTAR TAMBIEN.

  • xonxa
    15 abr 2010

    os recomiendo de la misma autora, la buena tierra

  • montse
    27 abr 2010

    este libro fue mi introduccion a la belleza de la lectura, me impacto tanto que siempre habra un antes y un despues en mi vida tras sucumbir en la historia dulce y dura al mismo tiempo.Senti que una amiga me contaba sus problemas y sus inquietudes y entre en su vida sin darme cuenta. Inolvidable

  • Adriana Muñoz Giolito
    30 abr 2010

    Hace muchos años leí este fantástico libro. Me encantó su trama, su fácil lectura y de seguro, lo releeré. Lo tengo guardado entre otros, para ello.

  • LUISA LOPEZ
    14 jul 2010

    Estimados

    No he podido encontrar este libro y tengo muchas ganas de leerlo despues de haber leido la buena tierra, si alguien me lo quiere vender favor contactarse a mi e-mail luisalopez33@gmail.com, muchas gracias,

Dejar un Comentario