El Extranjero, Albert Camus

El Extranjero, de Albert Camus (1913-1960), es una novela a tener en cuenta no sólo por su calidad literaria, que es rebosante; sino por su profético estudio sobre el ser humano, sobre su advertencia de la creación progresiva de lo que podemos entender como “hombre del tercer milenio”, es decir, una persona apática, solitaria, resignada ante la vida, carente de emociones y de valores, hasta el punto de ser incapaz de distinguir el bien y el mal.

Estamos ante una obra existencialista, que plantea tantas cuestiones sobre la identidad y sobre la idiosincrasia del ser humano que es una poderosa fuente de reflexiones para el lector.

Narrada en primera persona, El Extranjero cuenta la historia de un oficinista afincado en Argel que comete un absurdo crimen sin motivación alguna. Lo más inquietante de esta novela es que, a pesar de estar relatada por el propio protagonista (que responde al nombre de Meursault), está inundada por un tono frío (más bien gélido), neutro, sin implicación social o emocional de ningún tipo. Bajo esta perspectiva de frialdad, Camus conduce al protagonista a una sensación constante de monotonía e indiferencia que salpica a sus circunstancias exteriores, hasta el punto de matar a un árabe “porque se lo han dicho”.

Los primeros indicios de esta extrema frialdad los encontramos cuando Meursault narra la noticia del fallecimiento de su propia madre. Se supone que debe estar estremecido ante uno de los eventos más importantes de su propia vida, pero lo acoge sin pesar alguno, mostrando simplemente cansancio ante la idea de que ha tenido que desplazarse a otra ciudad para asistir al entierro. No muestra amor por su progenitora, hasta el punto de que no sabe la edad que tenía al morir, ni qué día había fallecido realmente.

Asimismo, cuenta la relación con una compañera de trabajo por la que sólo siente deseos sexuales (esto es, los puramente fisiológicos), dándose cuenta de su vida transcurre de forma automática, él no es más que un autómata en una existencia vacía y carente de sentido y de futuro.

Todo es imparcialidad en Meursault, todo es “no sé” o “me da igual”. De hecho, puede elegir entre acompañar a su jefe a la inauguración de una nueva oficina o pasar el día con unos amigos en la playa, y literalmente, le da igual. Asimila sus acontecimientos con total indiferencia y sin el menor atisbo de preocupaciones. Es en ese día en la playa donde Meursault comete el asesinato con una sangre fría pasmosa.

Aquí acaba esta primera parte reveladora y nada esperanzadora para el futuro del protagonista, con el que el lector no empatiza en ningún momento, pero siente una extrema curiosidad por intentar descubrir los orígenes de un comportamiento tan alienado.

La segunda parte es menos lograda pero a su vez dotada de mayor interés, porque ayuda mucho más a conocer el mundo interior del protagonista. Se trata de su aprisionamiento y del juicio por su asesinato. El abogado de oficio busca como principal argumento que Meursault estaba confundido por la muerte de su madre, pero al declarar que no sintió dolor ni conmoción, tenía el juicio absolutamente perdido. En la prisión parece que su sensación de indiferencia se suaviza un poco y empieza a reflexionar de verdad, sobre el paso del tiempo y de la libertad, dándose cuenta de que no sólo le juzgan por el asesinato en sí, sino por cómo ha llevado su vida en general y en concreto por no haber sido un buen hijo.

El final del libro supone la imposición de la insensibilidad, del desamor y de la indiferencia. Una culminación auténticamente pesimista y desencantada, como advertencia de la nueva generación social que puede que no esté tan lejana, una nueva generación de seres alienados y distantes, vacíos y deshumanizados. Un alegato en contra de la degeneración humana, del despropósito de dar prioridad a otras cuestiones antes que la emocional y un canto en contra de la falta de valores. Por ello, se trata de una novela densa y riquísima en contenidos a pesar de su ajustada extensión, una reflexión imprescindible la que nos brinda Albert Camus para entender al ser humano. Una obra maestra a la que el paso del tiempo no merma, por su calidad literaria y porque llega hasta “adentro” del lector.

Aquí puedes leerlo gratis. 

Ya hay 40 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • dahir
    05 may 2008

    es bueno esa posion de hacer deleitar al lector; felicidades por su trabajo

  • 08 may 2008

    Existen diferentes versiones acerca de la interpretación que debe hacerse del protagonista y sus actitudes frente a la vida. Muchas de ellas afirman que Mersault habría sido condenado por mantenerse fiel a la verdad. Él, adverso a una sociedad “hipócrita”, que juzga como inmoral la falta de ciertos sentimientos que “deben” mostrarse en determinadas situaciones (como tristeza y dolor por la muerte de una madre, o arrepentimiento por un homicidio), habría sido una especie de mártir de la verdad. Se convertiría de esta manera en lo extremamente opuesto a la etiqueta que recibe por parte de la sociedad representada en el libro (y por parte de algunas interpretaciones): en lugar de asesino inmoral, quedaría designado como héroe de la verdad.
    En mi punto de vista, ninguna de estas dos hipótesis se encuentra en lo correcto. La que no había escuchado nunca es la que plantea usted aquí, de que Camus nos advierte con la apatía que muestra Mersault lo que podrían ser las generaciones futuras, el hombre del tercer milenio. Debo decirle que estoy en total desacuerdo: “El final del libro supone la imposición de la insensibilidad, del desamor y de la indiferencia. Una culminación auténticamente pesimista y desencantada, como advertencia de la nueva generación social que puede que no esté tan lejana, una nueva generación de seres alienados y distantes, vacíos y deshumanizados”.
    Mersault encarna el sentir del hombre que se haya imposibilitado de expresarse y de actuar según su naturaleza. Como seres humanos partícipes de una sociedad, reprimimos en innumerables ocasiones (la mayoría del tiempo automáticamente), nuestros sentimientos, deseos e impulsos naturales. A medida que crecemos y nos educamos en un determinado contexto, nos vamos programando para distinguir ciertas cosas como “correctas” e “incorrectas”. Lo que muchas veces ni siquiera nos preguntamos es si estas limitaciones que aceptamos van a favor o en contra de nuestros instintos. Mersault es una especie de rebelde entonces, un rebelde sin querer serlo, pues adverso, o más precisamente indiferente a cualquier norma de tipo moral o social, actúa guiado por sus necesidades naturales decidiendo y actuando en pos de lo que le pide el cuerpo. Más que cualquier otra cosa influyen sobre él los factores del clima por ejemplo, el hambre, el cansancio, el deseo sexual, y en base a ello toma forma su vida. Comprende que todos vamos a morir y que vivamos una vida o la otra, con unos valores u otros, o del todo sin ellos, no tiene ningún valor al fin. Nos ha tocado de un modo, y a otros tocará de otro, y vendrán miles y miles después, como ya vinieron antes, y después de la muerte serán olvidados, y es completamente natural. En ningún momento constituyó para Mersault una máxima ni un ideal la verdad (y podemos comprobarlo con observar la ocasión en que Mersault se presta para ayudar a Raimundo a engañar a su amante, además de servirle más tarde como testigo). Mas, si no se mantuvo fiel a la verdad, sí se mantuvo fiel a la naturaleza humana, a la única naturaleza humana que podemos afirmar con certeza: la fisiólogica. Y me parece ello mucho más cuerdo que ceñirse a los escrúpulos de la religión, el protocolo y la moral. Tengo claro, sin embargo, y es una lástima, que no todos los hombres pueden darse ese lujo (léase El Extranjero debe morir, de Vargas Llosa), pero a este hombre, a este único que se dio la libertad de tomar el camino de la Razón Vital, le admiro y envidio profundamente.

  • Ariel cugura
    01 jul 2008

    Coincido con el argumento de ximena al plantear la existencia de Mersault edificada en torno a la satisfacción de las necesidades fisiologicas y su alienacion de las normas sociales planteadas en el contrato que debe firmar el hombre para ingresar a la comunidad.
    creo que “El Extranjero” es un buen relato para plantearse los condicionamientos de la vida en sociedad desde el punto de vista de alguien que prescinde de las normas morales que nos son “implantadas” interiormente (por las costumbres,m las leyes, la escuela, etc.por los A.I.E. en terminos de Althousser) y que por lo tanto no llega a sentir arrepentimiento o culpa por haber inflingido esas normas morales (no actua en el la instancia del superyo a la que Freud se refiere en “el malestar en la cultura”).

  • felipe hauska
    25 sep 2008

    yo creo q esta mui bueno pork me sake un 60 en la prueba de ec libro y solo lei esto xD

  • 26 oct 2008

    “…con el que el lector no empatiza en ningún momento, pero siente una extrema curiosidad por intentar descubrir los orígenes de un comportamiento tan alienado” , No estoy de acuerdo con lo qu ehan escrito, No. Yo que soy lectora , sí he empatizado, en todo caso debieron de utilizar un término neutral para evitar discrepancias. Al márgen de todo, en esta nueva sociedad, por sí llamarla, se´ve claramente el ejemplo de Camus , estamos en el 2008 y las personas se deshumanizan más y más, hasta que punto me ptegunto? -no lo sé. Así que no estaría de más revisar esa novel ay reflexionar o algo así. Sí que sí.

  • matias
    06 nov 2008

    tengo q anlizar la primera parte algien me podria dar las claves para analizar por favor

  • 11 nov 2008

    No he leído el libro, pero en parte me siento identificado con el personajes de Mersault. Si bien no me considero un automata, lo soy en varios sentidos porque soy metódico a la hora de trabajar y no me gusta me alteren la rutina a menos que no la tenga contemplada de antemano. Sin embargo, estos sentimientos que a veces nos son impuestos en la sociedad, que vienen tan presupuestos, son cosas que deben ser asociadas a la educación que perciben las personas. Probablemente, una de las razones por las que Mersault no siente amor es porque le fue transmitido por su madre. Si bien ignoro si eso se explora en el libro, la verdad es que quizás no es su culpa el mostrarse frío ya que en realidad quizás nunca experimentó el amor de su madre en carne propia, razón por la cual no respeta ni valora nada de lo que posee.
    También estoy experimentando una crisis de reflexion ya que nunca me ha gustado una mujer debido a que ignoro que es lo que deseo, de tal modo que eso me preocupa hasta el punto en que jamás experimentaré ese amor del que tanto se hace mención en nuestra cultura y que hasta el día de hoy es un producto de mercado

    Tristemente, veo mi vida y me da mucha lata porque a menos que conozca bien las cosas que tengo a mi alrededor y mientras las personas sigan pareciendome un monton de desconocidos, creo que me es imposible sentir aprecio por las personas. En un momento eso sí, valoré mucho una enfermedad que me dió, ya que a pesar de mi carácter apático, mucha gente llamó preguntando por mí. Sin embargo no puedo negar que mi carácter a veces frío y distante muchas veces pueda ser comparado con el de Mersault.
    Es triste, pero hay que decirlo, pq la verdad a veces es cruel. En nuestros tiempos, la sociedad está más individualista que nunca. Razón por la cual no es de extrañar que hayan seres como Mersault, sin motivaciones pq nunca les faltó nada, salvo esa educación que creo cualquier padre debe intentar transmitir y no tratar de reprimir con medicamentos como el ritalin, que lo único que hacen parece es ir matando al chico emocionalmente como me ha pasado a mí hasta cierto punto, porque debido a mi carácter hiperkinetico, tuve que ser sedado para poder adaptarme a las reglas del mundo y convertirme en alguien responsable, como lo soy ahora, pero a que precio?
    Es frustrante para mí porque a veces ciñendome al criterio general, no siento nada cuando siento que debería sentirlo. Triste decirlo, pero siento más dolor cuando me va mal en una prueba que cuando veo un atropellado. Es la realidad del día de hoy en donde uno no tiene porque ayudar a nadie a menos que este lo considere necesario

  • jorge lopez
    02 ene 2009

    No estoy de acuerdo con que el protagonista del extranjero sea el malo de la novela. De hecho no tengo tan claro que no ame a su madre, en algún momento dice amarla, solo que la ama por costumbre. Es verdad que el protagonista carece de mundo emocional, sin embargo, me parece que la auténtica denuncia que camus pretende es la de la sociedad que le juzga como un monstruo ajeno a ella, cuando la misma sociedad que impone las normas, es así. El protagonista es como una especie de cámara de los acontecimientos que transcurren en un mundo vacío, absurdo. Un ser por el que sientes compasión, pena, miedo. Un ser apático en un mundo apático. El protagonista no es un extraño, no es un extranjero. Lo que es extranjero es el mundo. Alienación absoluta. ¿Por qué no habría de matar al árabe?. Es una pregunta que solo tendría sentido en un mundo donde imperase el amor. Pero si no impera la relación por encima de las cosas, ¿Por qué nos resulta tan extraño que se mate?. ¿Por qué nos sorprende tanto que exista un monstruo violador en austria?. ESA ES LA DENUNCIA. La denuncia de camús no es que existan los psicópatas o no existan, sino más bien, el hecho social sicopatico que alimentamos todos los días permitiendo este mercado global llamado mundo occidental, atómico y solitario.

  • Jose Eduardo
    07 ene 2009

    Un amigo me recomendó el libro, que nunca había leído, y quise primero buscar un resumen. De lo que he leido, la obra resulta desgarradora pero la voy a leer. De lo que aquí se puede apreciar, me parece que el autor expresa una situación en la cual se definen dos partes: por un lado un presonaje con un modo de ser muy particular, y por otro lado una sociedad representada por una serie de personajes que encarnan todo aquello que supuestamente debemos hacer, : trabajar, amar, ser emprendedores, ser buenos hijos, hasta tener amantes, resepetar la ley, etc. Notese que ninguno de estos adquiere un protagonismo ni vida poropia, todos pasan por la vida con situaciones en las que esperan algo del Maersault, que finalmetne no se cumple. El titulo nos da la pauta: El extanjero, ergo el diferente: no se llama el solitario, ni el ermitaño, es el extranjero. Y en este caso lo que hace el autor es llevar a extremo el atagonismo entre el personaje, a qien la sociedad no le importa para nada, y una sociedad incapaz de entenderlo ni aceptarlo, y que finalmente solo busca lo que le conviene de él: al jefe, a la muyer que quiere casarse, al que quiere contarle la historia de su perro, a los que necesitan un hijo doliente a quien dar los pésames. Pero a su vez este personaje, al verse enfrentado a la pérdida de la libertad y la muerte, fantasea con el idulto, el deseo de la vida después de todo.

    No por ello el autor parece dejar de describir al pesonaje con una dosis de cuestionamiento en su falta de interés por los demás, pero percibo más el cuestionamiento a la indiferencia de una sociedad absorta en sus parametros, esperando de la persona que haga lo que debe hacer, pero pasando por alto la atención al ser humano en su propia individualidad. Si hay alguna referencia al reflejo de una sociedad deshumanizada, creo que va mas bien por ese lado.

    Disculpe quien lea este comentario por la audacia de hacerlo en base a un resumen, estoy confiando bastante en la capacidad de sintesis de quien lo hizo. Voy a leer el libro cuanto antes, si mantengo la misma perspectiva, mis sinceras felicitacionse al autor de la nota por lo acertado de su resumen.

  • Jose Eduardo
    10 ene 2009

    Comentario sobre mi comentario: ya leí el libro y mi perspectiva es en escencia la misma, enriquecida por su puesto con los detalles de la obra. Pero tambien debo decir que es una obra hermosa, ya no pienso que sea desgarradora. Un hombre nada convencional, sin mayor ambicion que llevar una vida tranquila y disfrutar del sol, de de la calle de su barrio, de la playa, de una comida sencilla, y que no programa su vida en función de complacer a nadie pero esa misma perspectiva lo hace ser condescendiente y no juzgar a nadie. Yo creo que mas bien nos despierta una cierta sensación de extraña envidia. Sin embargo el ser diferente, el ser estranjero, es algo que una sociedad insegura y aferrada a sus reglas y prejuicios está imposibiltata de entender. El autor hace un paralelo interesantísimo al plantear como el personaje es juzgado y condenado como asesino no por el hecho mismo del homicidio, sino porque supuestamente su vida es tan particular que este comportamiento es lo que termina siendo la causa de su señalamiento como criminal y su condena a muerte.

    Hermosa obra, no dejen de leerla.

  • Manuel Cidoncha-Hinestrosa
    03 mar 2009

    Meursault lo somos todos, Extranjeros lo somos todos, tanto en lo social como en lo metafisico. En lo primero debido a esta Alienacion Mortal del hombre contemporaneo (’homo occidentalis’, claro) En lo segundo desde el momento que nos destruye la muerte. Que Camus lo haya concretizado en un personaje literario, que lo haya vestido, fraguado y maquillado con las caracteristicas que plastifica en su novela, dentro de unas coyunturas historicas especificas, no quiere decir que, porque al aparecer (asi), diferente a nosotros (al lector), no seamos nosotros mismos. Todos tenemos miedo de ser lo que somos: ‘Extranjeros’, y al leer la novela nos concienciamos, subconscientemente, subrepticiamente o tacimente, de ese temor que nos sobrecoge a todos al entrar en esa ‘terra incognita’ del Absurdissimum de la Existencia

  • doctorrieux
    13 mar 2009

    Meursaul tiene yá una edad y unas experiencias cuando empieza el relato que si se vuelca el mundo le da igual, es mas yo diria que esta deseando que vuelque para escapar de tanto tedio y convecionalismo como el que se ve obligado a respirar, Entierra a mamá porque asi debe de hacerse hace el amor con Maria Cardona porque asi debe ser, trabaja y aguanta a su jefe porque no tiene otra alternativa, larelación con Raimundo no merece ser llamada amistad, mata al moro como el que sacrifica a un borrego sin sentimiento de culpa, la unica liberacion que nuestro heroe encuentra se la da la sociedad , esa misma sociedad que lo ha estado matando lentamente hasta el momento de la sentencia

  • Ana María Cristi
    01 abr 2009

    causa admiración..solo porque demuestra lo que todo humano quiere hacer pero no se atreve porque es un simple cobarde y renunciar a la conciencia constante es sinonimo de condenación propia y social..
    digo admiración por los comentarios de estar en completo apego con este personaje.. y no me sorprende, ya que dentro de cualquier obra literaria con ideales implicitos de este rubro..causa el apego idiota de los lectores de alma “revolucionaria”..pero a medias por el temor .. entonces me causa risa.. esta idiotez de todos..

  • Manuel Cidoncha-Hinestrosa
    15 abr 2009

    Meursault ES UN RIO SIN MAR:
    Del mar sube a las nubes,
    de las nubes baja a la tierra,
    por la tierra corre y vuelve al mar;
    o del fondo de la tierra
    tambien puede aflorar,
    pero hay veces que se extravia
    y no encuentra el delta para desembocar,
    entonces las aguas se estancan
    en inmensas charcas sin llegar,
    sin retornar al mar:
    confluencia de todas las aguas
    desde la eternidad:
    son los rios sin mar.
    Rios sin mar somos todos,
    lagos que un dia se desorientaron
    y apresaron sus corrientes
    sin saber continuar.
    Rios sin mar son los suen~os humanos,
    flujos encajonados,
    tabu de hidrahulicas sin descifrar.

  • Radamanthys
    23 abr 2009

    Creo que para poder definir a Mersault es preciso haber conocido a otros personajes de Camus, recomiendo sobre todo leer “La Peste”, porque la impresión que deja Mersault solo, cabia cuando se han leido los demás, de alguna manera, el pensamiento de Camus se perfecciona con cada obra, y los personajes -aunque no tienen conexion- se complementan ayudando al lector a comprenderlos mejor en conjunto

  • la verda si me gusto este libriux porque lelli sus comentarios y quize copiarlos …los abmiro muchisisimo creo que ustedes beberian ser los autores sus comentarios me yegaron asta el … ash! el alma, verda de Dios son lo maximisimo.

  • Karen
    20 may 2009

    Definitivamente este espectacular libro de Albert Camus esta totalmente alejado a lo que es la moral, entendiendoce moral el aislamiento total de las reglas sociales, es decir, a lo que la sociedad impone para pertenecer a ella, por ejemplo el demostrar el dolor en público de un ser querido o el arrepentimiento en público de algo que realmente no se lamenta.

    El extranjero, considero que es un libro totalmente existencialista, en no pensar en que debo hacer para conformar mi esencia, sino vivir y existir de acuerdo a mis propias convicciones.

    Realmente ahi que leer este plasmado de ideas de Albert ya que abre un poco la mente a lo que es lo socialmente coercitivo.

  • bego
    24 may 2009

    tengo que señalar en que momentos de la novela el protagonista alude al calor y al sol

    sii me lo podeis responder os lo agradeceria

  • paul
    26 may 2009

    Creo que la comprension de este fascinante libro viene de la mano de la comprension de la filosofia existencialista de Camus y sus predecesores, en especial de Heidegger, segun mi parecer, es por ello que hago un especie de paralelismo del pensamiento existencialista y el obrar de Meursault en la novela.
    En la primera parte, bueno al menos asi lo propongo yo, se describe a Meursault como un personaje apatico, indiferente de la vida, como desconectado del mundo, este obrar de Meursault es lo que Camus establece como la “sensibilidad absurda” (El mito de Sisifo), es la “vida inautentica” al decir de Heidegger (Sein und Zeit) en donde las
    personas viven para ocultar su verdadero ser, que es, ni mas ni menos que el hombre “es-un-ser-para-la-muerte”.
    Explicandolo de otro modo, estamos destinados a morir, pero esta realidad, el camino hacia la muerte o sea la nada, nos genera una angustia gigantesca que tratamos de todos modos de evadirnos de ella. Es por ello que Meursault tiene este comportamiento indiferente, no esta enterado, en esta primera parte, de su verdadero ser, tiene una vida inautentica, es un verdadero extranjero de su propio ser. Meursault, no se pregunta por que vivir, solo vive y con esta actitud frente a la vida se evade de su propio ser.
    Esta preso de la vida inautentica.
    La segunda parte seria una especie de salto hacia el “ser autentico”, es la liberacion, es el reencuentro con su ser, este punto es central en la obra, Meursault se topa con la primera certeza en su vida, que va ha morir ejecutado, despues de un juicio, por haber dado muerte a un hombre, cuando toma al sacerdote por el cuello, si mal no recuerdo, se produce una rebelion en el, descubre su ser, su verdadero y autentico ser, sabe que es un hombre destinado a la muerte (Meursault, el nombre del protagonista, es un juego de palabras en frances, que significa justamente salto a la muerte) y la aceptacion de ella lo hace libre, y es por primera ves en su vida un hombre libre y dueño de su vida,
    es tan libre que ni siquiera el temor a morir ejecutado lo amedrenta, es mas bien su salvacion, su verdadera liberacion de aquella vida indiferente
    hacia las cosas y evasiva de si mismo, a partir de ahora Meursault se hace dueño de su vida, recobra su humanidad, aunque ya no le quede mas tiempo en este mundo.
    Albert Camus toma al nihilismo, como razon del ser (bueno todos los pensadores existencialistas lo han hecho) y lo plasma en la esta novela de
    manera brillante, me parece importante destacar la novela del escritor ruso Dostoiesvki “Los Poseidos” que fue adaptada por Camus para el
    teatro, alli destaca a un personaje fantastico, un tal Kirilov (que es especie de germen del nihilisno) que pretendende aspirar a Dios suicidandose concientemente, o sea, haciendose dueño de su propia muerte, Dios deja de exitir (pues es Dios quien supuestamente decide sobre nuestro futuro), y si Dios deja de existir, el ser humano pasa a ocupar esa posicion.
    Espero que esta grosera y pequeña introduccion al existencialismo aporte algo de comprension a semejante obra.

  • 16 ago 2009

    A mediados de los ochenta tuve la oportunidad de leer “El extranjero” de Albert Camus para realizar una tarea cuando estudiaba la preparatoria y me pareció sensacional y a Camus lo agregue a mi lista de escritores favoritos ya que siempre me ha fascinado la lectura y me encantó la forma en que narra la vida ese oficinista lo cual me hace pensar muy seriamente en la idiosincracia de algunos seres humanos y lo repito esta es una de mis lecturas preferidas de lo mejor de la literatura universal

  • jerman
    19 ago 2009

    es uno de los libros mas tristes que eleido por que el protagonista no siente mucho dolor en la muerte de su madre.

    por quere defender a su amigo de una pelea.
    el que da preso. y no cuentan cuanto tiempo lo condenan

  • Natalia
    11 sep 2009

    Es uno de los libros mas cortos que he leído, pero que deja una enseñanza muy clara y aunque venga de un lokillo existencialista, al final nos enseña que el ser humano tiene valor propio y que todos necesitamos de los demás, o quién se va a negar a un sentimiento tan bonito como el amor sea a la mamá o a una persona del sexo opuesto? …

  • ismael
    24 sep 2009

    es la primera ocasion en que tengo oportunidad de participar en estos foros, no tengo la capacidad crítica de la mayoría de las personas que aqui participan pero creo tener sentido común. El verdadero problema de Mersault me parece que es el estado plano en que maneja sus emociones, carente de incentivos, no se planifica una vida más atractiva y no debe de culpar a la sociedad, si no erro en mi comentario me parece que en el existencialismo y/o materialismo se dice que uno debe amoldar al medio de acuerdo a nuestras necesidades. El no era malo ni bueno, el no llorar ante el cadáver de su madre no lo hace ni mejor ni peor hijo y precisamente esta falta de animosidad es lo que no le permite discernir entre lo que puede ser bueno y malo en sus acciones y las consecuencias que pudiera tener, no dimensiona los hechos: el asesinato, cometido como la peor torpeza ya que finalmente ni él mismo analiza y puede justificar esta acción. No considero que el calificativo de hombre del tercer milenio sea apropiada, existen valores que son perennes y que toda persona conciente puede analizar.

  • Pues Ismael…para no tener capacidad crítica te has currado el comentario! Es excelente todo lo que dices y lo comparto en gran parte. Lo que dices casi al final creo que es el punto a tener en cuenta: “ni él mismo analiza y puede justificar esta acción”. También veo genial tu frase sobre los valores, que son perennes, es una gran realidad y que a muchos nos cuesta asumir incluso en este siglo XXI teniendo tantas muestras históricas detrás, pero eso sería un tema diferente a tratar.

    Muy buen comentario…

  • AMY
    29 sep 2009

    PUES LA VERDAD NO ME GUSTO PARA NADA EL LIUBRO PERO ESO SI ES MUY INTERESANTE EL COMO EL AUTOR SE EXPRESA ACERCA DEL HOMBRE Y DE SUS ACTOS ACIENDO REFERENCIA ACERCA DEL TEMA “EL HOMBRE PUEDE PERMANECER LA MARGEN DE LA ETICA Y LA MORAL ” EL LIBRO NOS DA COMO EJEMPLO LA VAIDA DE UN HOMBRE QUE TRAS LA MUERTE DE SU MADRE SE DA CUENTA QUE NO TIENE SENTIMIENTOS Y NO EXPRESA SUS EMOCIONES PARA EL LAVIDA QUE LLEVA ES UNA RUTINA QUE LO ABURRE ,TRAS EL ASESINATO QUE COMENTE EN LA PLAYA LO ENCIERRAN EN LA CARCEL Y EL ES CUAN DO EMPIEZA A REFLEXIONAR ACERACA DE SUS ACTOS

  • Tama
    07 oct 2009

    He leido la mayoria de los comentarios y cada uno tiene una perspectiva distinta y considero q eso es entiquecedor. Por mi parte ya lei el libro y estoy de acuerdo con el analisis de Luisfer Romero. Les recomiento leer “Hombre Light” de Enrique Rojas; y entenderan mejor las intensiones de Albert Camus en esta novela.

  • No lo puedo remediar: me fascina el ‘Extranjero’. Sera porque yo mismo soy un ‘extranjero’ (sera porque todos somos unos ‘extranjeros’). La cuestion es que he leido “Filosophy of the Absurd”, by Abraham Sagi, y creo que dice algo interesante sobre el personaje Meursauet y lo quisiera compartir.
    Sagi trata a M. como “un indiviuo alienado” (Camus creia que el ‘absurdo’ era complementario de la ‘alienacion’ porque le añadia a esta las connotaciones que le faltaban) Y en este cuadrante, para Sagi, M. vivia “una doble alienacion: personal y social”.
    En lo primero, M. existe en una auto-alienacion porque es un personaje no-reflexivo; las manifestaciones de sus pensamientos, desesos y emociones carecen de auto-conciencia: son expuestas apofanticamente, no mediante la alerta de su cortex cerebral, sino mediante el automatismo de sus sentimientos e instintos, y de ahi su ‘indiferencia’ hacia el mundo que no acaba de aprehender cognoscitivamente. En lo segundo, M. esta alienado, separado de ese mismo mundo, de la sociedad, porque el ‘desorden’ de esta no tiene nada que ver con el suyo propio, pero M. carece de conciencia sobre esta ‘diferencia’ (entre su individualismo y el ‘ethos’ social del que se aprata); por ello, mas que vivir aparte de la sociedad, la ignora, como si al hecerlo, subconscientemente, tratara de sacarse de encima algo que para el seria mortal el enfrentarlo.
    En este ‘milieu’ burgues, cuando las estructuras comportamentales han quedado condicionadas por los brutales valores establecidos por el enajenante capitalismo, M. no es mas que la particularidad universal del tipo de ser humano que ha producido esta tremenda deshumanizacion de la humanidad en la que vivimos. Fue de esta caida en picado del hombre de donde Camus saco y desvelo su ontologia (y antologia) del absurdo, que, al paso que vamos, cada dia se convierte mas y mas en el superlativo de un ABSURDISSIMUN.

  • Martin
    09 ene 2010

    Vaya por delante mi inexperiencia en la crítica de libros, simplemente lo que siento tras su lectura.
    El hombre/individuo. El autor retrata y da vida al protagonista con datos suficientes y el lector capta al personaje. Facilita datos como, genéticos, formación, familiares, laborales y sociales. Yo, lector, profundizo en el personaje/individuo y quiero conocerlo más. Conocer al individuo es tarea compleja y ciertas características de comportamiento nos aproximan a ese conocimiento. Los comportamientos instintivos, emotivos, racionales y transcendentales alumbran en este conocimiento individual. El individuo protagonista, -bajo mi perspectiva-, su actuación encuadra y encaja dentro del perfil del comportamiento instintivo.
    Los hechos. El autor describe la muerte de una persona causada por el protagonista. Yo, lector, trato de profundizar en el personaje del hombre/individuo y quisiera conocer más de él. Elucubro sobre el Norte de África, Argelia, su gente, idioma y cultura musulmana; de otro lado, el dominador francés (protectorado), su gente, idioma y cultura europea. El mundo cristiano y musulmán, tan contrapuesto. La convivencia del dominante y dominado. El protagonista es parte de ese mundo y los hechos también. Los hechos: la muerte de un hombre; posiblemente sea uno de los actos de máximo contravalor y culmen del camino del odio. El comportamiento responsable del individuo, es fruto del libre albedrio y de la voluntariedad del yo, dentro del contexto (circunstancias). Ello está relacionado con el forjado de la personalidad, consecuencia de la educación y formación del individuo. La acción del individuo tiene unos resultados. Esos resultados son imputables al individuo y de ellos se derivan unas consecuencias. El individuo protagonista es autor de un homicidio.
    La sociedad. El autor describe el proceso judicial, el fallo, pena de muerte y ejecución. Trato de introducirme en el mensaje del autor. Toda sociedad tienen sus resortes de defensa, la occidental se sustenta sobre los tres poderes de Montesquieu. El judicial competente para el proceso penal, con instrucción del sumario, fase oral, sentencia y ejecución. Es rico el autor en detalles como la reconstrucción de los hechos por el juez, la toma de declaración al imputado; la acusación del ministerio fiscal y sus propias conclusiones; la del defensor, la defensa del acusado, sus manifestaciones, etc. La aplicación de esas leyes es toda una ingeniería judicial. La resultante final o sentencia de un caso es muy complejo, a veces son varias y diferentes las sentencias sobre ese caso, solo la última es la buena (tras las apelaciones). Influyen en esa sentencia tantas particularidades, algunas como tipo de personaje, casos, circunstancias, etc. Hay personas inmunes, aforadas y otras; también atenuantes, agravantes y eximentes; profesionales mejores y peores; hay indultos, amnistías, y hasta diferentes grados de cumplimiento de la condena. Eso sí, se nos dice, que todo ello sometido a derecho y bajo la legalidad más escrupulosa, las sentencias han de acatarse, aunque se puede discrepar. El resultado final, la ejecución del reo.
    El ciudadano actual. Me pregunto ¿Qué sentencia hubiere recaído a una persona distinta?. Es lo que voy a tratar de despejar. 1) El caso del libro estamos ante un hombre instintivo, su actuación y las consecuencias quedaron claras. 2) Como habría actuado un hombre emotivo? Se habría valido de sus emociones y estas bien manejadas, a buen seguro, habrían tenido un resultado diferente. 3) La actuación de un hombre racional, hubiera sido otra, se habría acogido a la presunción de inocencia, y habría refutado lo refutable, la carga de la prueba no le corresponde a él; el resultado habría sido otro. 4) Respecto a un hombre transcendental, se me escapa, solo recordar aquello de “vivo sin vivir en mí, porque viviendo me muero…” Las personas de este contexto, su espiritualidad les lleva a navegar por terrenos místicos, que nada tienen que ver con planteamientos ateístas o agnósticos, cual es el caso del protagonista de esta novela.
    P.D. La realidad del ser humano es compleja, evoluciona, se transforma y camina hacia el fin; en ese caminar sus creencias, vivencias y actuaciones instintivas, emotivas, racionales y espirituales. Es posible que cuando acaba su periplo en alguna de ellas, en la que mas haya destacado, se le pueda encorsetar. Ello, tal vez, nos ayude a comprenderlo mejor.

  • Conchita Bouza
    06 feb 2010

    Cuando sali de la prision de la Seguridad de Estado Cubano
    ( Villa Marista) una ansiedad incontenible me habia quitado
    el sueño. No podia quitar de mi cabeza aquella anciana que
    por casualidad habia visto en el cuarto contiguo , debido a
    un descuido de la carcelera. Aquella solitaria mujer, no
    podia olvidarla porque a ella le debia ,el no haber atentado
    contra mi vida. Aquella puerta abierta y la anciana habian
    borrado el estado metal en que me encontraba. Diez dias
    sin dormir , hasta que el Extranjero llego a mi vida. ….
    me ayudo a comprender lo absurdo que era el presente.
    Logre dormir…….poco a poco , volvi a vivir…..

  • Angélica
    15 abr 2010

    La primera vez que leí “El extranjero” sentí una ternura inmensa por la “inocencia” de Mersault. Para mí, él representa lo más honesto, lo más básico, incluso lo más animal, del ser humano. Mersault es el “ello” de Freud, que a veces es antisocial y debe ser moderado para ser presentado en sociedad. Después, leyendo más sobre Camus, comprendí que el personaje es un símbolo del hombre absurdo por el que él abogaba. Sigue despertándome todo tipo de sensaciones, y es el tipo de novela que siempre, en diversas situaciones de la vida, me vuelve a la memoria.

  • Clary
    14 jun 2010

    Yo lo que no he entendido ha sido la última frase del libro…¿por qué quiere Meursault que “lo acojan con gritos de odio”?

    Por favor, si alguien me lo puede explicar, ¡gracias!

  • felipe111
    22 ago 2010

    ps yo pienso que esta obra no es en ´primera persona ya que las obras existencialistas se dan en segunda persona y la de albert camus es existencialista por lo tanto creo que esta en segunda persona

  • extranjero
    16 sep 2010

    el libro es muy interesante por lo que anucian tanbien un poco triste por lo morsault abandona a su madre en un asilo hay que pero que pena

  • milankk
    22 sep 2010

    el libro no es nada mas que un fiel retrato de la interioridad de un ser humano, con respecto a Meursault es juzgado por su vida más que por su crimen. El extranjero es un gran libro, me pareció interesante.

  • yusniel
    29 oct 2010

    Coincido con el argumento de ximena al plantear la existencia de Mersault edificada en torno a la satisfacción de las necesidades fisiologicas y su alienacion de las normas sociales planteadas en el contrato que debe firmar el hombre para ingresar a la comunidad.
    creo que “El Extranjero” es un buen relato para plantearse los condicionamientos de la vida en sociedad desde el punto de vista de alguien que prescinde de las normas morales que nos son “implantadas” interiormente (por las costumbres,m las leyes, la escuela, etc.por los A.I.E. en terminos de Althousser) y que por lo tanto no llega a sentir arrepentimiento o culpa por haber inflingido esas normas morales (no actua en el la instancia del superyo a la que Freud se refiere en “el malestar en la cultura”).

  • luis martinez
    11 dic 2010

    Camus al igual q sartrer son la base literaria para la piramide de necesidades segun abrahan maslow.
    En este caso el extranjero esta en la base inicial de esta piramide: la fisiologia.
    No es q el sea bueno o malo, sino como todos, podrias dar un vaso de agua en pleno desierto, y con una deshidratacion severa aun a tu propia madre?
    Cualquier romantico responde si, no obstante xq creen q los sobrecargos del avion dicen q ante una emergencia primero se proteja uno para despues ayudar al projimo?
    Exacto! Uno no puede amar a otro sino se ama a uno mismo.
    Camus ve obsoleto este mundo de las emociones, sinceramente la vida deberia ser asi, pues las emociones son la verdadera trampa del hombre moderno.
    Como engana el violador a su presa? Confianza no!
    El hombre se vale de esto para valerse del hombre.
    Sin duda camus y sartre estan decpcionados de ver un mundo tan emocional y poco existencialista

  • 11 ene 2011

    me parece que el personaje actúa como una persona cualquiera en posición de atea, se deja llevar por sus instintos biológicos pero no por eso se puede decir que no ama a su madre.
    Al menos su actitud es bajo un estado normal y sano.Por eso me parece mucho peor que su actitud, la decisión del juzgado de ejecutarlo.
    Meursault simplemente se muestra en su perfil de persona de este planeta y no como algo filosófico, pero por haber dañado involuntariamente a una persona por defender a su amigo, no es justo que se lo juzgue como lo peor.

  • emmanuel lópez
    24 jun 2011

    Lo que motiva el comportamiento del protagonista no son sólo sus necesidades fisiológicas sino además un egoísmo superlativo por hacer lo que mejor le parezca en cada momento de su vida, sin reflexionar, sólo decidiendo en cada momento a cada situación que se le presenta, actuando de una manera según entienda aunque luego no sepa explicar por qué actuó así…
    Lo veo como un ser automático, al que todo le da igual, impredecible, pero funcional, llevaba una vida igual a la de todos, con un trabajo, una novia, “amigos”, pero parece ser la intención del autor el decirnos que esa forma de vida conduce al desastre.
    Hay una sola pregunta que el personaje no puede explicar, y está más allá del libro: ¿por qué después del primer disparo, cuando el cuerpo yacía en la tierra dispara cuatro veces más? él no puede responder, deja la respuesta a todos nosotros.. será que le daba igual, y eso fue lo que le pidió su cuerpo en ese momento? alguna idea de personajes propios de Dostoievski? o el pensamiento que parece que gobierna el comportamiento del protagonista y es que si todos vamos a morir ahora o después, si no importa como vivamos la vida, en realidad nada importa, … lo cierto es que al parecer la misma indiferencia que mostró ante la vida de su victima la mostró ante la suya propia…
    Al final de la novela un sabor amargo aflora y me parece que puede ser el sentimiento que da a entender el autor de que nada importa, es decir si ni siquiera su vida importa, qué es lo que sí importa? Para los que quieren hacer de este personaje un héroe, les hago una pregunta les gustaría tener a alguien así como amigo, novio, etc… bueno no creo que él se los permita…
    LA novela da para mucho por eso estas son sólo ideas sin ningún orden..

  • Javier
    13 ago 2011

    Creo que el personaje es un fiel reflejo de nuestra sociedad. Discrepo con Ximena y similares, porque yo sí creo que hay que tener sentimientos y emociones. No creo que alguien sea libre por no tener sentimientos, ni que alguien sea esclavo por tenerlos. El truco aquí es SABER ENCONTRAR LOS SENTIMIENTOS QUE TE HAGAN BIEN A TÍ Y A TU ENTORNO. Nada de egoísmos presumidos, ni de borreguismos complacientes. Es posible ser libre, sin ser egoísta ni servil. ¡Si tuviera algo de genio literario, escribiría “El Asentado”!, para dar una alternativa a esta obra de Camus.

Dejar un Comentario