Cuentos como pulgas, para empezar a leer y estudiar

Con motivo de su reedición, recomendamos este libro para niños escrito por Beatriz Osés e ilustrado por Carmen Díaz. Para aquellos padres que quieran comenzar a compartir el hábito de la lectura con sus hijos, este pequeño libro puede resultar de gran ayuda ya que, además de resultar entretenido y vistoso para los más pequeños, cuenta con un taller de lectura y escritura.

La obra consta de una colección de microrrelatos en los que animales de diferentes especies (elefantes, jirafas, leones, pulgas, etc.) presentan situaciones para animar a los niños a la lectura y en las que descubren momentos de humor, ternura y sorpresa ante lo inesperado. Con un innegable sentido educativo, Beatriz Osés y Carmen Díaz presentan su particular visión del mundo y de la infancia a través de lo diminuto.

Beatriz Osés crea su propio universo dominado por valores como la amistad, la tolerancia y la búsqueda de los sueños expresados con humor y ternura. En Cuentos como pulgas (editado por Ibersaf) las metáforas y los juegos de palabras dan paso a la sugestión y animan al lector a apropiarse de los personajes e imaginar sus propias historias.



El taller de lectura y escritura (la autora deja aquí su amplia experiencia con niños) ha animado a algunos centros educativos a incorporarlo como material de estudio para sus alumnos. De una forma sencilla, introduce a los niños en las siguientes materias:

-Caligrafía y ortografía (o morfología). Se trata de identificar palabras con tilde, sustantivos, diferenciar b y v / g y j, reescribir la historia en primera persona (para jugar con los verbos), relacionar significante y significado (se propone al niño dibujar el concepto que representa una palabra determinada), etc.

-Vocabulario. Búsqueda en el diccionario de las palabras que más problemas de significado pueden plantear a los niños. Las búsquedas incluyen sustantivos, adjetivos y verbos.

-Comprensión lectora. Preguntas de lectura razonada y comprensión textual.

-Imagina. Se trata de que el niño reproduzca alguna otra situación fantástica en la misma línea del cuento correspondiente a esa actividad.

-Observa el dibujo. Se formula una pregunta sobre el texto para ver si se ha comprendido su significado en su totalidad o en algún aspecto concreto. También busca relacionar ese cuento con otros.

Este libro ganó el Premio Lazarillo 2006, galardón concedido por la Organización Española para el Libro Infantil y Juvenil (OEPLI) y patrocinado por el Ministerio de Cultura.