Cuentos breves para leer en el autobús

‘Cuentos breves para leer en el bus’ es una selección de relatos cortos de autores occidentales hecha por Maximiliano Tomás para Editorial Norma. Los escritores de esta antología son maestros reconocidos de la narrativa que han dejado escuela en posteriores autores. Se recomienda leerlos durante los trayectos al centro de estudios o trabajo para aprovechar este tiempo libre capaz de redituar cultura y placer estético.

cuentos breves para leer en el busAnte la proliferación de libros comerciales, de autores desconocidos, algunos con talento para hacer justicia y otros en proceso de consolidación de sus habilidades para la narrativa, Editorial Norma ofrece una selección de cuentos breves de autores canónicos, distintos en estilo, separados entre sí por el tiempo, como Edgar Allan Poe, Mark Twain, Guy de Maupasant, Ambrose Bierce, Katherine Mansfield, etc. Esta alternativa a los best sellers de promoción mediática es una forma de rescatar la buena literatura para su difusión con una antología de obras maestras.

Estos cuentos breves han sido seleccionados por el argentino Maximiliano Tomás (1975) quien recomienda leerlos en los tiempos de viaje al centro de estudios, al trabajo o de regreso a casa. La razón de este consejo es sentir el placer estético de la lectura en momentos que estarían inutilizados por un viaje rutinario en tren, bus o metro, tiempo libre que a veces resulta imposible acumular y recuperar para el estudio y la cultura. El lector puede pasar de relatos de horror y misterio a otros del absurdo en un maestro como Kafka, o leer una historia del Estados Unidos rural de indios y aventureros de Jack London.


El hábito de la lectura

Durante la vida universitaria, miles de estudiantes pasan sus viajes leyendo libros, cuadernos de notas o separatas de los cursos materia de su currícula. Los que tienen esta costumbre de leer en el medio de transporte encontrarán cómodo leer por placer u ocio constructivo una selección de autores consagrados, cuyo hilo conductor será la calidad y la técnica del relato, en diferentes registros como el humor, el cuento policial, el género fantástico, etc. Esta antología nos brinda autores europeos y norteamericanos representativos del canon occidental. En esta línea, a modo de divulgación sería interesante una selección de literatura oriental contemporánea con escritores de la talla de Murakami.

El hábito de la lectura no es imposible de desarrollar, solo es necesario darle una oportunidad para desplegarlo, se requiere lecturas amenas y de calidad, por ello la selección de autores clásicos, lo que va formando el juicio de lector, quien con un poco de experiencia podrá inferir la influencia de estos maestros en posteriores escritores, incluso en autores de libros comerciales que desarrollan tópicos de cuentistas consagrados. Estos relatos canónicos son patrimonio de la humanidad y como literato digo que no solo de los literatos, pues sin la divulgación el arte se estancaría ya que siempre debe convidarse a público de otras especialidades, lectores y escritores potenciales.

Conclusión

La selección de cuentos del canon occidental de la literatura en la presentación de antologías se propone por Editorial Norma para leer en los trayectos de viaje, en los cuales el lector goza de un tiempo libre que puede capitalizar para el placer, el ocio constructivo y la cultura. De esta forma llega a los estantes ‘Cuentos breves para leer en el bus‘, una costumbre que muchas personas ya la tienen y otras están dispuestas a desarrollar.