Mientras escribo, Stephen King

El de hoy es un libro sobre la escritura cuyo autor reniega de los libros sobre la escritura. Con Mientras escribo, Stephen King intenta aconsejar a los escritores principiantes y, a la vez, seguir el consejo de sus amigos, quienes le propusieron este proyecto.

Mientras Escribo, Stephen King

El libro, se divide en tres partes. Una primera bajo el título de “Currículum vitae”, en la que el autor hace un repaso de su vida, desde su primer recuerdo hasta su consagración como autor y donde podemos apreciar sus estudios, sus primeros trabajos (como los artículos en la revista local de su hermano), su crítica a la generación beat, su vida de pareja y sus problemas económicos para vivir de la literatura. La segunda, titulada como “Escribir”, explica, de forma casi esquemática, las ideas principales del autor sobre la literatura: empieza proponiendo la organización de uno mismo mediante la creación de una caja de herramientas (compuesta por diccionarios, diccionarios de sinónimos, etc) y va repasando los elementos de la narración, como la descripción o el diálogo, hasta llegar al tema peliagudo de la edición. Por último, bajo el título de “Vivir” y narrando su batalla personal contra la muerte (el accidente en una carretera que pudo costarle la vida), cierra el libro.

En mi opinión, si bien es un libro interesante, no lo considero esencial. Para empezar, la autobiografía resulta interesante, pero no me parece más allá que un recurso anecdótico con el que empezar un libro de este estilo (y que puedes saltarte si te apetece). En cuanto al segundo capítulo (lo único realmente importante a mi juicio), pierde fuerza si tenemos en cuenta que las herramientas que propone el autor han sido concebidas para la narrativa inglesa. Stephen King muestra preferencias por las frases largas y ordenadas de la literatura inglesa, pide credibilidad en los diálogos (y este puede ser uno de los únicos consejos que me han ayudado, de forma personal) y rechaza los adverbios acabados en mente. Obviamente, para los escritores en castellano sólo ofrece unos cánones extranjeros para escribir novelas redondas en mayor o menor medida comerciales. Por último, no le encuentro sentido al último capítulo, a no ser que lo hubiera colocado en su “Currículum Vitae”. Aunque es de agradecer el mensaje final del autor hacia los lectores, no creo que este libro sea su sitio.

En conclusión, con Mientras escribo Stephen King cumple y deja unos pequeños consejos para todo el que tenga un interés por la escritura. Deja algunos ejercicios interesantes (más bien pocos, aunque se le aplaude la idea) y así cierra un interesante libro que nunca, nunca, debe tomarse como un manual indiscutible.

Lo puedes leer aquí.
Puedes visitar su página web personal aquí.

Ya hay 12 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Wuchereria
    06 oct 2007

    Sin quitarle mérito a un escritor tan famoso yo diría que este hombre escribe libros como el que hace churros: tiene la mezcla hecha y sólo falta freir.

    -Siempre hay un personaje principal que es el que se salva de la hecatombe final.
    -Con los secundarios es mejor no encariñarse, porque suelen morir en el momento más inesperado. Son policías, panaderos…, habitantes del pueblo en general.
    -Y por fin tenemos al bicho/monstruo/extraterrestre de turno que segrega sustancias mucosas y/o sanguinolentas y apesta a carne en descomposición.

    Leído uno, leídos todos.

  • Anton
    04 jun 2008

    Wuchereria,
    se ve que desconoces la obra de S. K. seguramente hablas de oidas y por las peliculas, aunque puede ser que hayas visto alguna basada en un libro suyo y lo desconozcas; seguramente porque no hay “un personaje principal que es el que se salva de la hecatombe fina” ni “bicho/monstruo/extraterrestre de turno que segrega sustancias mucosas y/o sanguinolentas y apesta a carne en descomposición”.
    En fin,un claro de expresión de la desinformación.

  • Anton
    04 jun 2008

    Fe de erratas:
    donde dice “En fin,un claro de expresión de la desinformación.” debería decir “En fin,un claro ejemplo de expresión de la desinformación.”

  • justo genaro olascoaga rada
    26 oct 2009

    A S.K. no lo he leído… por eso puedo hablar de él con objetividad.  Como se hablaría de alguien a quien no conoces.  Con la misma vehemencia y la misma autoridad. !Que bella y grande es la ignorancia!.. De los males que uno se libra.No lo digo por no haber leído a tan afamado autor sino por la certeza que le da a uno vivir sin conocer.En una ignorancia virginal.  Sin odios sin rencores.  No puedes odiar ni amar lo que ignoras y quizá esa sea una forma suprema de la sabiduría y la dicha.  Si eres consciente de tu grande ignorancia y de tu incapacidad, podrás llegar un día a ser mas sabio que el mas grande de los sabios que se negare a reconocer que su  ignorancia es cada día  mas grande.La presunción y la vanidad van unidas a aquel que cree que lo domina todo, que lo sabe todo.  Mirar por encima del hombro es una forma natural de su ser.Perdonenme sabios y entendidos, pero comprenderan que nada de lo que digo me puede exculpar.  A Dios gracias, que en mi atrevemiento algo puedo garrapatear.

    Y SI a ALGUIEN se le ocurriera un pistoletazo, como solución. De seguro que de los sesos no brotaría sangre y agua, como de los de Cristo. Sino a lo sumo una mermelada.

    Lo que si os prometo y me comprometo es que una vez lea a S.K. –que según me enteré no son pocas sus obras–. Les comentaré.

  • 02 jun 2010

    Hola! Traté de descargar el libro “Mientras escribo” pero no me deja, tendrías cómo mandármelo por mail, o indicarme otro link para poder acceder?
    Mil gracias!
    Saludos de La lectora.

  • Daniel
    01 oct 2010

    ¿Cuándo será el día en que tus cinco sentidos se agudicen mientras escribes un comentario tras haber escuchado ruidos extraños adentro de tu casa?. Y tras haber constatado que nadie más que tu se encuentra en ella e intentas calmarte y hacerte creer que tu mente está jugandote una mala pasada al escuchar el constante inhalar y exhalar intenso de alguien o algo que espera por tí como un depredador a su presa justo detrás de la puerta, acabes soltando una carcajada porque piensas que has leído demasiadas historias de Stephen King. Y solo entonces descubras que no todo es ficción, y no todo nace de las letras de sus libros y queda prisionero en tu mente.

    A veces, sus personajes tienen características que van más allá del sólo hecho de existir en una historia.

    ¡A veces son reales!

  • DAVID
    12 dic 2010

    Bien dice el dicho de que “en gustos se rompen géneros”. No estoy de acuerdo con el autor de este artículo. Mientras escribo fue el primer libro que leí de SK y me gustó mucho; es más, como una atención para SK, leí “el Resplandor” y también lo disfruté mucho. Estos dos libros me llevó a leer doce de sus primeras novelas, algunas muy buenas, otras regulares y otras francamente pésimas; pero, a fin de cuentas, su lectura fue una grata experiencia. Se los recomiendo.

  • Normando
    02 feb 2011

    Stephen King es un gran creador de mundos. Para mi es un novelista de los pies a la cabeza, y lástima que el género de terror y fantasía no opten a los premios Nobel, porque si no ya lo tendría segurisimo. Mientras escribo es una gran obra para los escritores y amantes de este escritor. SK no solo escribe terror, tambien escribe sobre la psicología del ser humano.

  • Normando
    03 feb 2011

    increíble censurando post porque sí…

  • lia
    09 mar 2011

    yo empese a leer el libro porque me lo recomendo mi papa pero al ir leyendo la lectura se iso cada vez mas interesante y me encanta la forma en la que se encuentras los sucesos de la vida como escritor de stephen king

Dejar un Comentario