La insoportable levedad del ser, Milan Kundera

La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera, es uno de esos libros memorables que suelen utilizarse como pequeños hitos a la hora de seguir la bibliografía de su autor. Una novela completísima, llena de pequeños momentos donde el narrador consigue romper la realidad como si fuera una vidriera y dejar claro que no es una novela más, ni una historia de amor, sino todo un manifiesto sobre la vida y sus detalles.

La insoportable levedad del serTomás, un médico mujeriego, conoce a Teresa casi por casualidad y se la lleva a la cama. Tras descubrir que ella no es como las demás (con ella el juego no es el mismo, parece ir más allá del sexo), inician un extraño romance lleno de contradicciones, como las aventuras de Tomás o lo pronto que comienzan a vivir juntos. Este encuentro tan accidentado será el centro de una espiral que obedece a la vez a la malicia del azar y la fatalidad del eterno retorno, y que irá volviéndose cada vez más dolorosa, más insoportable, a medida que vayan entrando personajes como Sabina (la atractiva fotógrafa) o Franz, el amante de ésta, un marido idealista que encuentra el sentido de su matrimonio en la infidelidad.

Pero eso es el argumento. Bajo un título que asusta y enamora, el libro realmente son páginas y páginas sobre cómo se toman los personajes la historia. Las incomodidades que le causa a Tomás la vida en pareja, los quebraderos de cabeza de Teresa al descubrir los celos, el miedo de Franz. Cómo estos personajes afrontan el mundo dentro de su paraíso/infierno particular, cómo respiran, se mueven y piden la hora, con una profundidad psicológica que (a veces, algunas) roza la perfección.

Además, está lleno de pequeñas escenas que Kundera describe con gran cuidado y consiguen recrearse en nuestra cabeza (por ejemplo una Teresa profundamente dormida y Tomás a su lado, mirándola), descritas con unas figuras excelentes que, teniendo en cuenta que hablamos de un libro de filosofía, lo coronan y lo transforman en una pequeña obra maestra, aunque a veces, muchas veces, su lectura se haga difícil debido a los rodeos y reflexiones del narrador.

Un libro del que podríamos decir mucho, y cuyo descubrimiento y lectura recomiendo profundamente.

Lo puedes leer gratis aquí.