El Quinto Elemento

El Quinto Elmento es una película Cyberpunk de 1997, de Luc Bessom, protagonizada por Bruce Willis y Milla Jobovich, en la que trataran de defender a la tierra de El Maligno. Ella es el secreto, el quinto elemento necesario para derrotar al Maligno

Durante siglos, nos preguntamos qué pasó en el antiguo Egipto. Cómo construyeron esas pirámides, y pasadizos secretos, entre otras cosas. Muchas personas aseguran que los Egipcios son los últimos descendientes de unos visitantes extraterrestres, o por lo menos que tenían contacto con una raza alienígena muy avanzada. O que son los descendientes de la civilización perdida, la Atlántida, el continente hundido. En cualquier caso, se sabe que los egipcios eran guardianes de una sabiduría muy antigua, y probablemente eran dueños de conocimientos que hoy en día ignoramos, sobre el funcionamiento del mundo y las estrellas.

El Quinto Elemento (1997), de Luc Besson (el director francés que se hizo famoso con la genial El Profesional, con Jean Reno), es una película Cyberpunk que comienza con dos arqueólogos en Egipto en 1914, tratando de descifrar unos jeroglíficos en un templo. Las antiguas escrituras decían que cada cinco mil años, un ser llamado El Maligno llegaba a la Tierra. Los Mondoshawa son una raza alienígena que ayuda a los humanos, y toman las 4 piedras que forman parte del ritual para derrotar al Maligno. Cada una de las piedras equivale a un elemento: el agua, la tierra, el aire y el fuego. Pero para derrotarlo, se necesita poseer El Quinto Elemento, el ser supremo.

En 2263, la tierra está siendo amenazada por el Maligno, con la ayuda de su discípulo Zorg, un empresario humano terrestre (interpretado por el soberbio Gary Oldman). Los Mondoshawa, al enterarse de la proximidad del maligno a la tierra, viajan con el mismo rumbo, pero son atacados y destruidos. Lo único que queda con vida de esta raza avanzada es una mano, que es llevada a un laboratorio científico de Nueva York, donde, mediante avanzadas técnicas clónicas, reconstruyen una mujer, a quien llaman Leelo. La mujer (bajo la piel de Mila Jovovich, la famosa actriz de la saga Resident Evil) se encuentra muy confundida y aturdida, y se escapa del recinto, corriendo por una cornisa, la policía va tras ella y para evadirla, Leelo se arroja al vacío.


Nueva York es una ciudad absolutamente Cyberpunk, al mejor estilo El Incal (la historieta de Moebius y Jodorowsky), con gigantescos rascacielos, uno al lado del otro, y con un tráfico atroz de autos voladores. Leelo se estrella contra el techo de un taxi flotante, conducido por Korben Dallas, un ex soldado, reo, malhumorado, malhablado y en todo aspecto muy desagradable con la gente. El actor a cargo de representar al antihéroe es Bruce Willis, que ya estaba acostumbrado a papeles de reo.

Leelo, que habla en un inentendible idioma alienígeno, le pide a Korben que la lleve con Vito Cornelius (el respetado actor Ian Holm), un sacerdote, que al ver una marca en la muñeca de la mujer descubre que ella es el Quinto Elemento.
Korben gana unos pasajes a Paraíso Fhloston, en un concurso. El sacerdote se los robó, para viajar con Leelo, porque allí es donde se encuentran las piedras elementales. Korben, igualmente, es reubicado por el ejército y enviado al mismo lugar, para ayudarlos. Durante el viaje el DJ afeminado Ruby Rhod, que hace gala de su femineidad a flor de piel (lo cual es la moda de la época), se la pasa molestándolo para entrevistar al ganador del concurso.

Ya en Fhloston, deben asistir al concierto musical de la Diva PlavaLaguna, quien es la guardiana de las piedras. Tras el recital, un ataque terrorista pone en peligro toda la misión, finalmente, Leelo, Cornelius, Korben y Ruby Rhod, tras combatir a balazos logran hacer su salida, justo a tiempo para ver la explosión de Paraíso Fhloston.
El Maligno acelera sus planes para destruir la tierra, cuando Zorg le cuenta lo ocurrido, pero Korben logra llevar la nave a la tierra, al templo egipcio 5 minutos antes de la llegada del maligno y salvan la tierra.

Alejandro Jodorowsky realizó una demanda judicial, por las similitudes que presenta El Quinto Elemento, con su historieta El Incal. Es cierto que el personaje de Koben Dallas y el protagonista del comic, John Difool, son muy parecidos en su comportamiento y tienen muchas cosas en común. Pero nada de esto tiene tanto peso como para demandar a Besson, por lo tanto la demanda fue desestimada por un tribunal.
Vale decir que Jean Giraud, alias Moebius, el dibujante francés que realizó diseños para films como Alien, el octavo pasajero (1979); Willow de Ron Howard y George Lucas (1988); y Tron (1982), fue contratado para trabajar en El Quinto Elemento. De ahí que la ciudad de Nueva York se parezca tanto a las Ciudades-pozo de la novela gráfica de la que hablamos. Este, que no es pequeño, detalle debe haber sido de mucho peso para el tribunal francés.

Hay otro film que tiene muchos paralelos con El Quinto Elemento, el film cyberpunk más famoso de todos los tiempos: Blade Runner, de Ridley Scott (que también dirigió Alien, el octavo pasajero). Este film, fue inspirado (palabra de Ridley Scott) por una historieta de Moebius llamada The Long Tomorrow (literal: El Largo Mañana).
En 1982, el sello secundario de Marvel Comics, A Marvel Comic Super Special, publicó un comic adaptando en papel Blade Runner. Irónicamente nunca se contactaron con Moebius, quien podría haber tenido cosas muy interesantes para aportar, como vimos muy bien en El Quinto Elemento.

El Quinto Elemento tuvo un gran éxito de taquilla, pero por suerte nunca se realizó ninguna secuela. No es un gran film, lo mejor que tiene son los planos de la ciudad, y los diseños de personajes (digámosle gracias al gran Jean Giraud). El film tiene altibajos, pero lo peor es que comienza seriamente para luego decepcionarnos, llevándonos por una trama, que no es mala, pero que está al límite del delirio. Personajes muy extravagantes y estrafalarios, y situaciones cómicas bastante superficiales.

Erick Serra, el compositor francés, realizó la banda sonora del film de Besson. Serra puso música a todas las películas del director, desde “L’Avant dernier”, la ópera Prima de Besson. Incluso trabajaron juntos en la banda sonora de la coproducción francesa-japonesa Wasabi, con Jean Reno y Michel Muller, con guión de Besson..

Ya hay 2 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

Dejar un Comentario